Con la aparición de la pandemia de la COVID-19, la educación en línea se ha consolidado como la mejor opción que los estudiantes tienen para continuar con su aprendizaje: cada vez son más los centros que han decidido incorporar esta modalidad en sus planes de estudios. Pero ¿cómo saber si esta alternativa es para ti y si realmente te conviene? A continuación, te contamos todas sus ventajas en el contexto de la nueva normalidad.

 

Educación online y nueva normalidad: una combinación ganadora

Uno de los beneficios más conocidos de la enseñanza online es, sin duda, su flexibilidad. Mientras que un programa tradicional te impone ciertos límites horarios o una cantidad mínima de desplazamientos, la formación en línea se adapta por completo a tu estilo de vida: tú defines dónde seguirás los cursos y cuánto tiempo invertirás en cada uno de ellos.

Sin embargo, en el contexto particular que vivimos en la actualidad, la educación online presenta una serie de ventajas competitivas adicionales sobre la presencial que la posicionan como una opción atractiva para los estudiantes adultos. Entre ellas, podemos destacar las siguientes:

1. Mantienes la distancia social requerida. ¡La ventaja mas importante! A pesar de que los semáforos epidemiológicos estén cambiando de color, el virus sigue en las calles. Si te decantas por la formación en línea, evitarás las aulas, pasillos, bibliotecas y demás espacios universitarios que, por su alto nivel de concurrencia, son un foco de contagio. Recuerda que, en estos tiempos inciertos, mantener tu salud debe ser tu prioridad.

2. Más y mejores programas. Para poder respetar las medidas de distancia social, muchos establecimientos se han visto obligados a adaptar sus cursos presenciales a modalidades en línea. Por ello, en los últimos cuatro meses hemos presenciado un incremento notorio en la oferta educativa online: hay programas para todos los gustos, grados y presupuestos.

Si estabas considerando la posibilidad de actualizarte o continuar tus estudios de forma presencial, es el momento perfecto para buscar online el programa de tu interés.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Obten más artículos como este en tu correo electrónico

3. Posibilidad de formarte en centros educativos internacionales con mínimas restricciones de acceso. Debido a que las medidas de distancia social se han aplicado en prácticamente todo el mundo, el boom en la oferta educativa online no es exclusivo de México o Latinoamérica. Las instituciones internacionales que han ampliado su oferta educativa a la modalidad en línea son múltiples. ¿Y lo mejor? Una buena parte de ellas admiten estudiantes de cualquier parte del mundo sin mayores restricciones.

Así que, si en la lista de tus proyectos de vida futuros se encuentra obtener un diploma de un centro internacional, la nueva normalidad es el momento más adecuado para poner este plan en marcha.

4. Disminuye el agobio y la ansiedad provocados por el confinamiento. Si, después de varios meses de encierro, has empezado a ver tu hogar como una especie de cómoda prisión donde todos los días transcurren de la misma manera, seguir una formación en línea podría ser la solución a tus problemas.

No has de olvidar que los programas a distancia, a pesar de ser muy flexibles, necesitan de un cierto compromiso por tu parte. Esto te obliga a establecer una rutina para poder lidiar con la carga de trabajo y, como seguramente ya sabes, las rutinas y los días estructurados son el antídoto perfecto para la ansiedad.

¿Qué esperas para inscribirte en el programa educativo en línea de tu preferencia? La nueva normalidad es el mejor momento para continuar con tu aprendizaje a la vez que respetas la distancia social.

 

También te va a interesar: la educación en línea revolucionó la vida de los profesionales mexicanos.

 

Conoce más de nuestros programas académicos y estudia 100% en línea.