La vida no nos espera y tenemos que seguir evolucionando con ella, especialmente en la forma en la que aprendemos. Así que hoy te recordamos lo accesible que se han vuelto las carreras en línea con los mejores resultados.

 

Pero ya no tengo 20 años…

Sí, es cierto que hay un tiempo para todo, que las oportunidades a veces no se presentan cuando las necesitamos y que las responsabilidades suelen quitarnos hasta el último minuto de tiempo libre, pero en pleno siglo XXI estamos transformando los esquemas para superarnos académicamente sin importar la edad, la ocupación o el lugar, dejando a un lado el miedo y permitiendo que tu talento y tu dedicación te lleven por el camino hacia la mejor versión de ti.

 

¿Qué me ofrece la universidad virtual?

Maravilloso, ya decidiste dejar atrás todos los estereotipos para darle una oportunidad a la educación en línea, pero aún tienes dudas sobre los beneficios que esta puede brindarte. No te preocupes, a continuación, te mostramos todo lo que te estás perdiendo, así que sigue leyendo y enamórate de esta modalidad para dar el «sí, acepto».

 

I. Aumenta tu autonomía

Estudiar de manera remota fomentará tu interés por la búsqueda de información a mayor profundidad y te volverá autodidacta cuando menos te lo esperes, aprendiendo temas extras a los marcados en el programa y obteniendo un mejor rendimiento a largo plazo.

 

II. Agiliza tu progreso

Los exámenes, así como las evaluaciones y actividades programadas en el plan de estudios, serán realizadas con mayor rapidez y eficiencia, ayudándote a disminuir el estrés por conocer tus calificaciones y aprendiendo de las observaciones de tus profesores en el mismo instante en el que las envían.

 

III. Diversifica tu entorno

Las plataformas electrónicas permiten la conectividad sin límite territorial, así que podrás acercarte a personas de diferentes nacionalidades, formar equipos llenos de diversidad cultural y enriquecer tu conocimiento con perspectivas que, probablemente, no habrías encontrado de manera presencial.

 

¡Suscríbete a nuestro blog!

Obten más artículos como este en tu correo electrónico

También te va a interesar: Licenciaturas en línea con la nueva normalidad.

 

IV. Domina el espacio/tiempo

La flexibilidad en los horarios te permitirá realizar actividades necesarias en tu rutina (trabajar o cuidar de tu familia) sin alterar tu productividad, permitiéndote asociar tus prioridades sin afectar tus resultados en ningún aspecto de tu día a día.

 

V. Economiza

El costo del examen de admisión y las colegiaturas serán mucho más económicas en este formato virtual, ya que los docentes también pueden laborar desde sus hogares y no se emplean los bienes inmuebles de la universidad, aunado a que no tendrás que gastar en el pasaje o la gasolina que normalmente pagarías para trasladarte.

 

VI. Escoge dentro de una amplia gama de licenciaturas o posgrados

Casi todas las carreras ofrecen la modalidad virtual con gran calidad y excelencia, además de que puedes encontrar másteres, posgrados, diplomados y muchos otros niveles de preparación en un mismo espacio.

 

VII. Usa material innovador

De forma automática comenzarás a usar herramientas tecnológicas que, seguramente, nunca habías empleado antes, así como aplicaciones para hacer conferencias y reuniones grupales, plataformas de diseño de tareas, motores de búsqueda científicos, etc.

 

VIII. Vuélvete amigable con el ambiente

En efecto, aunque no se aprecia fácilmente, aprender en línea ayuda al medio ambiente, ya que evitas las emisiones de CO2 al no utilizar el transporte público, el automóvil o la motocicleta, así como al no gastar en desechables en los alimentos de comida rápida cotidiana.

Y bien, después de conocer todas las bondades que te ofrece la educación virtual creo que puedes ir buscando las fechas de inscripción a la carrera de tus sueños. ¿A qué estás esperando?

Conoce más de nuestros programas académicos y estudia 100% en línea.