Una de las razones más populares que engrosan la lista de deserción en la educación superior es la falta de tiempo a razón del trabajo. La anterior es tan sólo una de las varias situaciones que puede solucionar la educación en línea.

Aunque la modalidad de educación en línea no es del todo nueva, aún es difícil que la sociedad se adapte a dicha manera de formación, en parte por la desconfianza y el desconocimiento de su funcionamiento. Sin embargo, en esta era globalizada e interconectada, donde el tiempo es cada vez más efímero y donde en la mayoría de casos los estudiantes necesitan trabajar para poder costear los gastos que trae la vida académica, hace que el panorama cambie un poco, que cada vez se le dé un guiño de aprobación a esta manera de educación.

Te puede interesar: ¿Cuál es la metodología de Instituto Universitario del Prado?

La educación virtual ha avanzado a pasos agigantados, pasando de cursos simples de aproximadamente 40 horas, hasta llegar a diplomados y maestrías de profundización profesional. Así poco a poco se ha ganado la confianza de quienes buscan nuevas alternativas formativas en pro de su evolución profesional. De este modo las licenciaturas en línea se han posicionado como los programas académicos que más solicitan los estudiantes no sólo en México, sino que también a nivel internacional.

Hay que tener en cuenta que las diferencias entre la educación en línea y la educación presencial es bastante notoria, esto no significa que una sea mejor o peor que la otra, lo que hace es suplir las necesidades de varios tipos de estudiantes, ayudándoles a elegir la opción que mejor se adecue a lo que requieren.

¿Qué hace a la educación en línea diferente?

Muchas veces las personas identifican como única diferencia la mediación de un computador con acceso a Internet y la falta de contacto real o físico con el docente que imparte los contenidos. Pero esto no es del todo así.

Hay que tener presente que la interacción con el docente no es que sea nula, es diferente. El docente cambia su rol autoritario y se ubica en uno más afianzado con el estudiante, como un guía y asesor que le ayuda (por medio de diferentes plataformas y formatos) a entender y a apreciar la información necesaria de programa concreto.

Éstas y otras diferencias las puedes encontrar en nuestro artículo Educación en línea o educación presencial, ¿cuál es la mejor opción? donde te ayudamos a entender y a determinar si estudiar en línea es la opción que se puede ajustar a tus tiempos y a tus necesidades.

Ventajas de hacer una licenciatura en línea:

Puedes administrar y ajustar satisfactoriamente tu tiempo, ya que los contenidos están 100% a tu disposición para que los puedas consultar en cualquier momento. Esto te permite trabajar sin dejar de lado tus estudios.

Uno de los más importantes a la hora de tomar la decisión, es que cuentas con la capacidad de aprender a tu propio ritmo. Si algún contenido no es enteramente claro, puedes acceder a él sin problema, en cambio en la educación presencial, los contenidos son impartidos en tiempos determinados. La flexibilidad en las licenciaturas en línea es su mejor política.

Estudiando en línea ahorras:

  • Tiempo en el desplazamiento hacia la universidad.
  • Costo del transporte.
  • Costo en el material didáctico.

Te puede interesar: ¿Por qué hacer una Licenciatura en línea?

Así que si deseas empezar tu licenciatura 100% en línea no dudes en contactarnos, podemos despejar todas tus dudas sobre esta alternativa de aprendizaje.

En Instituto Universitario del Prado te brindamos lo mejor en educación.

ESCRÍBENOS Y NOS COMUNICAREMOS CONTIGO

Contáctanos